ASP

El Festival Internacional de Música de Morelia (FIMM) surge en julio de 1989, con el ánimo de fomentar la difusión y la enseñanza musical. La idea de formar un centro musical en Morelia similar a Salzburgo, se encuentra asentada en el proyecto que escribiera, a fines de la década…..
 
  El Presidente Calderón   Clausura el XIX FIMM
“Es una gran alegría estar en este Festival Internacional de Música de Morelia, Miguel Bernal Jiménez, el cual se ubica ya como uno de los eventos culturales más importantes del país. Sin duda, se ha ganado un gran renombre a lo largo de los años, desde su primera edición en 1989, el Festival no sólo impulsa a la música de México, sino que también promueve el diálogo con las tradiciones musicales de otros países”.
“Músicos como Mozart, Beethoven, Vivaldi, Strauss, Bach, en fin, los músicos que han hecho verdaderamente la sublimación del espíritu a través de su arte. México a su vez ha sido una rica veta de músicos de la talla de Manuel M. Ponce, de Carlos Chávez, de Silvestre Revueltas, de José Pablo Moncayo, desde luego de nuestro moreliano Miguel Bernal Jiménez. De hecho uno de los logros, entre otros de nuestros maestros fue conjuntar los sonetos populares, la música indígena y las tradiciones con las tendencias músicas internacionales”.
“Don Miguel Bernal tuvo una vida intensa dedicada a la música y logró en voz de sus contemporáneos insertar lo mexicano en lo universal. Él por cierto, a propósito de este Festival de Música, él deseaba hacer de Morelia la Salzburgo mexicana, las Salzburgo de América, lamentablemente murió a temprana edad, a los 46 años el 26 de julio de 1956”.
“En tres años nuestra Nación habrá de celebrar el Bicentenario de la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución, los michoacanos sabemos que aquí se forjaron los ideales de Independencia, aquí en la Conspiración de Valladolid, aquí en las ideas libertarias de los jesuitas, de Alegre, de Clavijero, aquí donde el rector de San Nicolás, don Miguel Hidalgo, encendió la llama de la Independencia, aquí donde el genial José María Morelos se unió precisamente a esa lucha, aquí donde fueron fusilados Matamoros y otros insurgentes de la tierra nuestra que contribuyeron a la historia nacional”.